miércoles, 30 de octubre de 2013

la creacion según el sisa




Querida madre:

  Como pronto va ser el dia de la madre los padres del colegio nos han mandado hacer regalos para llevar  a nuestras madres cuando fueramos a casa.
Yo les dije a los padres que apenas iba a casa así que me animaron a que escribiera una carta diciendome que te la harían llegar para hacerla feliz ese dia.

Aqui hay mucho trabajo, pero no es como en casa que todos tienen que trabajar en el campo y con los animales; y cuando no tienen nada de eso tienen que recoger y arreglar los caminos y las vallas, cuando no, tienen que arreglar los tejados de la iglesia o de la casa parroquial. Aqui a veces tenemos tiempo para pensar.
Hace dias  estuvimos leyendo un libro sobre la creación; y los padres nos enseñaron que dios creo a los animales marinos y a las aves el quinto dia, y que el sexto dia dios creo a todos los animales que hay sobre la tierra desde los insectos, reptiles mamiferos y al hombre.

Madre, yo estuve pensando que nosotros, que somos hechos a imagen y semejanza de dios, podíamos comer hierba como las ovejas y así no tener que matar animales para comer. Y hablé de ello con el padre amapola. Al padre amapola le llamamos así porque todo el mundo se duerme en su clase.

El padre me escuchó atentamente cuando se lo pregunté; pero el padre me dijo que si los hombres también comieramos hierba como las ovejas haría falta entonces el doble de hierba.
Asi esta bien que nosotros comamos los animales que se alimentan de la hierba, y ademas nos dan su lana para abrigarnos o la leche para poder fortalecer los huesos, por que al comerlos hay más hierba y los hacemos más felices mientras viven. Y así los pobres no tienen comida, ni tiempo para descansar y tener banquetes y  bailes como los ricos, porque de otra manera no podrían soportar la falta de comida y la miseria; y  haría falta el doble de comida.


mvf









No hay comentarios:

Publicar un comentario

La frontera

Una vez que llegó el olor del zorro al fino olfato de Melquiades, este levantó su cabeza; aspiró fuertemente, llenando sus pulmones de aire ...