lunes, 10 de diciembre de 2012

la radio 2º - 9




Fuera de la vivienda, el tio avelino terminaba de abrir la alpaca en el establo, y echaba la hierba en el comedero de las vacas. Paró un momento lo que estaba haciendo, y mientras sacaba  su pañuelo del bolsillo trasero del pantalón,  se limpiaba la nariz con el, y después se secaba el sudor de la frente; desde el otro lado de la línea se marcó otro número y empezó a sonar de nuevo, en la radio, la señal de llamada del teléfono. Y hasta él llegó el sonido del teléfono que habia empezado a sonar en la casa; entonces salió corriendo del establo, en dirección a la vivienda, para coger el teléfono y saber quien llamaba. 

La chica de la radio ya se impacientaba y cuando empezaba a pedir que se realizase otra llamada, en la emisora, alguien cogió el teléfono y se escuchó su voz por el otro lado del hilo telefónico.
-¿ diga ?- era el tio avelino que había llegado a tiempo para coger el teléfono.
Locutora - Le llamamos de la radio del programa: " Tiene ud un deseo "* énfasis del nombre programa, - pasan unos segundos de silencio
Locutora - hola ... ¿ tiene ud un deseo ?, ¿ con quien hablo, por favor ?

Tio avelino - ¿ Para que lo pregunta, ?
Locutora - Somos de la radio
Tio avelino - No sé si decirle , es que fui al banco – empezó a explicarle - porque me cargaban un recibo desconocido y me enteré de casualidad que tenía adsl, en la casa; yo  nunca tuve un chisme de esos;  me dijeron que nunca volviera a dar mis datos por teléfono
Locutora ( insistiéndole, tratando de influir con el nombre del medio de comunicación ) - Le llamamos de la radio. ¿ Tiene ud un aparato de radio encendido ?
Tio avelino - si si ...
Locutora - ¿ la tiene ud encendida ?
Locutora - ¿ y no me oye ud ?
Tio avelino – Si, si que le oigo
Locutora , ( gritando, pensando que con quien hablaba tenía algo de sordera ) - ¡ le preguntaba que como se llama ud !
Tio avelino - ¿ quien es ud ?
Locutora – Soy marialusia pajara la locutora del programa : " Tiene ud un deseo " . ¿ No me va decir como se llama ?
Tio avelino* – Soy el tio avelino

Locutora – Como ya conocen nuestros oyentes, desde nuestro programa hacemos llamadas a la gente para ayudarles a cumplir un deseo que tengan .
Tio avelino – aja
Locutora - " Tiene ud un deseo "
Tio avelino – no sé
Locutora – ¿ no tiene ud ningún deseo que querría ver cumplido ?
Tio avelino - pues la verdad es que no se me había ocurrido nunca tener algún deseo
Locutora - bueno piense ud alguna cosa que se le ocurra ahora
( segundos de silencio )
Tio avelino, titubeando - no tengo ningún deseo ...
( otros segundos de silencio )
Tio avelino, exclama de repente - ¡ señorita ... !
Locutora – si, si , diga ... ¿ ya ha pensado ud un deseo ?
Tio avelino - ¿ no podrían cambiar el programa de hora ?
Locutora, exclama sorprendida - ¡ Eh !
Tio avelino – para poder estar con uds con tiempo, porque a estas horas le estoy dando de comer al ganado
Locutora, perpleja - No, eso no puede ser...
Locutora , ( haciendo burla ) - podrían protestar todos los oyentes si cambiasemos de hora el programa
Tio avelino – ¿ y no podrían terminar más tarde ? así tendría tiempo para darle de comer a los bichos y al terminar aún podría estar con uds un rato, y sus oyentes estarían más contentos
Locutora - no , no podemos hacer nada de eso;  la programación la marca la dirección de la cadena, y este es el horario que tenemos.
Tio avelino - ¿ pero no me dijo uds que su programa se llama " Tiene ud un deseo"* imitando el tono del nombre del programa  ?
Locutora , - si - responde, esperando por algo más fácil, que le permitiese salir del apuro.
Tio Avelino: ¿ y no podrían uds cambiarle el nombre al programa ?
Locutora,  ( Se oye la risa de la locutora ) - jajajjajaja
Locutora, ( con voz de resignación ) : - ¿ bueno y que nombre nos pondría uds.  ?
Tio avelino : - ¿ Para que me llaman ?.
Silencio .
Se cuelga el teléfono, enmudece la radio . 

El gallo, a lo lejos - kikirikiiiiiiiiiiiiii : - ¡ que la radio se ha quedado muda !
El tio avelino regresó al trabajo y al terminar decidió que por la noche pondría en el prado el aparato de la radio al jabalí, a ver si los asustaba, porque en su paseo nocturno le asaltaban la huerta y se la dejaban toda llena de hoyos al escarbar la tierra con sus hocicos .



- common creative. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La abuela de Elisardo

Cuando llegó la abuela de Elisardo de regreso a casa, se fijó enseguida en los trabajos que había hecho su nieto durante su ausencia: h...