lunes, 2 de abril de 2012

El dia de la huelga - por marise


Nunca pensé en participar en una huelga pero os voy contar como fue todo. Estaba en santiago de compostela tomando unas copas tranquilamente con unas amigas que había ido a visitar. Nos habíamos sentado en la escalinata de piedra que daba acceso a una fuente de agua. Por su viejo caño de metal manaba agua mientras la música salía del local del pub envolviendo la noche. La hora pasaba de la una unos minutos – la berenguela, la campana del reloj de la catedral, había dado la campanada hacía poco y se había desplazado su tañido por las calles haciendo un eco sonoro, hasta llegar a nosotras y darnos la hora - . Era una noche apacible de primavera con unas temperaturas tan cálidas que parecía que estuviésemos en el mes de julio. Entre los ruidos de la música que salía del local, se oía el ruido de la gente que estaba dentro y sus gritos siguiendo el ritmo de la música, pero imperceptiblemente se fue incorporando otro vocerío que fue creciendo hasta que por una de las bocacalles, que daba a la pequeña plazoleta en la que estabamos sentadas al lado de la fuente, apareció un montón de gente con banderas de plástico de color rojo brillante, pegatinas y pasamontañas.
Era un piquete de huelga de los sindicatos, bueno eran de Ugt, venían cerrando los locales de copas. Como yo estaba fuera del local con la bebida en la mano, a mi no me preocupaba mucho, - no podían cerrar la calle -. Asomándose a la puerta del pub empezaron a pedir a los clientes  que secundaran la huelga, saliendo para fuera y que se cerrase el local. Salieron los camareros protestando y empezaron a discutir con los del piquete, pero los del piquete gritaban pero no mordían y los camareros se crecieron y  empezaron, para sorpresa nuestra, a adoptar actitudes chulescas y de matones de barra con la gente del piquete.
Allí estuvieron media hora en un tira y aflojaba por el cierre del local. Después de tanta discusión nos empezó aburrir el tira y afloja por el cierre del local  e indignadas con los camareros  todos empezamos a gritar apoyando a la gente de los sindicatos:  " ! en este local, no vuelvo a entrar ¡", " ! en este local, no vuelvo a entrar ¡" . - yo miraba con el rabillo del ojo a mi compañera y decía : ahora que te toca pagar a ti las copas vas librar de esta -. " ! en este local, no vuelvo a entrar ¡" claro que lo que más me preocupaba a mi era la advertencia que me estaba dando el vacío que sentía en mi barriga.
Al final unos y otros cedieron y cerraron- esto no está muy claro, pero unos dejaron de gritar y otros cerraron el local .
Como era lo único que había, y parecía una movida tan excitante, nos dejamos arrastrar con la gente del piquete y bajamos por otra calle, en dirección a la antigua zona de vinos.
Santiago de compostela como tiene tanto turismo, especialmente los años santos, la antigua zona de vinos esta llena de restaurantes y vinoterías*  vinotecas de alto standing,- aunque con esto de la crisis se van tener que reconvertir de nuevo en locales de tapería y vinos de marca como antiguamente-.
- yo me di cuenta que llevaba una bandera de la UGT en la mano, no sé en que momento acabó en mis manos pero me encantó agitarla en el aire, para ello mis amigas se habían alejado unos metros de mi y hacían como si no me conociesen - .

Por el camino se terminó de cerrar todos los locales de bebidas . Bueno era la hora de cierra así que no era tan difícil.
Al acabar nos fuimos a un establecimiento de veinticuatro horas,
- eso y las farmacias de guardia era lo único que estaría abierto en ese momento -.

El establecimiento de veinticuatro horas era de una cadena comercial. Había una trabajadora bastante terca y estúpida . - digo yo, porque si tantas ganas tenía de trabajar con cerrar y abrir más tarde lo tenía fácil. - También acabó cerrando -
Como ya daban las tres de la noche –  mostrabamos señales de cansancio- , y los del piquete de huelga nos invitaron a subir a su organización sindical. donde habían convenido reunirse de nuevo para agruparse - Supongo que por que eramos las chicas nos invitaron ir con ellos, solo les acompañé yo -.

En la sede del sindicato tenían cervezas y bocadillos de jamón , esto no se si hice bien en contarlo por que seguro que alguien va decir que le parece indignante que tuviesen bocadillos de jamón mientras hay tanta gente en paro pero también había bocadillos de queso, chorizo y salchichón.
Alguien hacía broma de que con la crisis eran más pequeños.
También tenían tres cafeteras haciendo café, la chica protestaba que ya había hecho un montón, porque era realmente enfarragoso estar poniendo el filtro por arriba, echar el café y después esperar que saliese el café, en cafeteras eléctricas de oficina.
Pero tampoco penséis que era para tanto lo que había porque yo me senté y en diez minutos me había comido todos los biscochos que tenían para mojar en el café con leche.
Llegadas las cinco de la mañana la gente se fue distribuyendo, unos para la estación de transportes, otros para la televisión de galicia... y yo me fui con los piquetes del polígono industrial.

Estaba fresca la mañana y nos saludó unas humaredas anaranjadas cuando bajamos del coche, porque alguien de los que habían llegado antes que nosotros habían esparcido unos botes de humo.
Nos fuimos concentrando en la entrada del polígono, y empezamos a cortar la calle, no tardó en aparecer dos furgones de antidisturbios de la policía nacional estaba allí y al vernos tanta gente bajó un agente alto y flaco que parecía una anchoa. - todo tenso, nos dijo que no consentía que nos pusiésemos en medio de la carretera, ni que parasemos el trafico, que si queríamos informar lo hiciésemos desde el arcén - . " yo me dije para mi: -  no se como se podrá informar a los coches que pasan por la carretera desde el arcén " -.
Cuando la cosa estaba clara, el agente regresó a su furgón y marcharon. Entonces nos dirigimos un poco más arriba de donde estabamos y nos pusimos en un paso de peatones que cruzaba la carretera. Se oyeron ruidos, estaban tirando y dejando unos contenedores, visiblemente en medio de la carretera.

Empezamos a detener los coches y a informales sobre la huelga. Paramos el coche en el que venía una chica, que no dejaba de repetir que la iban despedir si no iba a trabajar,
Un trabajador de manera tranquilizadora le dijo : - escucha compañera, la huelga no solo es por ti, es también por la pensión de tus abuelos , y por la de tus padres -
La chica respondió visiblemente nerviosa: - lo sé, que yo estoy afiliada - pero me tiene fichada el jefe y sino voy me va despedir, ahora soy yo la única que trabaja en casa y no me lo puedo permitir -
¡- bueno, mira – le respondió el informador del piquete que le había parado, - lo que puedes hacer es ir al trabajo pero dejarte que te vayamos demorando, así nos ayudas a ralentizar la entrada a los centros de trabajo, y tu después dices que llegas tarde por culpa nuestra.
La chica estuvo de acuerdo y contó que la contrataban por días, que la daban de baja el viernes a la tarde y la volvían a contratar el lunes , - a mi los ojos se me pusieron de plato , al oír lo que contaba -,  la chica seguía explicando que como llegaba la semana santa, la volvería a dar de baja el miércoles para contratarla de nuevo, a ellas y a sus compañeras, el próximo lunes. Y como se acumulaba el trabajo les iban hacer trabajar dos horas más el miercoles que no contaban cobrar.
Adelante compañera, estamos en la lucha. Le dije yo.
Algunas veces teníamos que darle paso a compañeros sindicalista que se concentraban en otros lugares y que se habían demorado de sus piquetes , yo les decía en burla que como íbamos explicar al coche que tenía detrás que habíamos dejado pasar al de delante.
sin explicarle quince minutos los motivos de la huelga y pasarle un cuestionario de opciones multiples, de cuarenta preguntas después.
- es broma , hacía frio -
Le dimos el alto a una camioneta de transporte animal. El conductor pidió que le dejáramos pasar que tenía un escrito del veterinario para una res con sacrificio urgente.
Yo me dije : - como sacrificio urgente -  toda extrañada – pobre animalito - .
Y empece a gritar , - no lo dejéis pasar, salvad a willy -.
No sirvió para nada al final le dieron el paso. Me consolé pensando que a lo mejor estaba de huelga el matarife.
Empezó a refrescar, y volvieron los furgones de la policía nacional, les dimos paso sin detenerlos; hacían su trabajo también y estaban en servicios mínimos. Al pasar se oían golpes, dentro de los furgones, parecían que llevaba animales dentro.
Lo hacían golpeando las porras, para amedrentar a los manifestantes del piquete.
Vino una chica, toda arreglada que iba para el tanatorio.
Yo me dije para mi: - la gente va acabar tan pobre, que los muertos van tener que venir ya maquillados y conduciendo, para evitar gastos de la funeraria a sus familiares -
Alguien vino, y me dijo sonriendo : - no, marise - , ya nos empezabamos a conocer -, es la esteticienne del tanatorio -
- ¿ ah, y la gente, de verdad, no va hacer huelga de morirse hoy ? – le respondí
Los piquetes informativos tenían cuatro o cinco coches en cola, mientras se iba explicando a los conductores , por la ventanilla abierta , los motivos de la huelga, y entonces decidí yo ayudar de la manera que mejor sé. De un resbalón me caí en el capó de un coche, y se hizo un estropicio.
- La chica que conducía el vehículo, al ver como le había dejado el coche, le dio un soponcio. Y llamaron una ambulancia que no tardó en venir.
Con la ambulancia, los furgones de la policía y la chica desmayada. al final se hizo una cola enorme, y mientras le daban aire y abanicaban a la chica en el suelo
Vino un agente y me dijo si quería subir en el furgón que me llevaba donde quisiera
Mis compañeros decían, - Si, marise, por nosotros no te preocupes,que aquí ya estamos acabando.
El agente , muy amable, también decía , ´- y por nosotros no te preocupes, que nosotros también vamos a colaborar un poquitín que somos funcionarios y nos acaban de bajar el sueldo el cinco por ciento y ahora no vamos tener derecho a cobrar por las bajas laborales.
Yo no quería que me llevaran para el sindicato nuevamente, quería quedarme allí hasta el final,
que nunca había visto un amanecer en un polígono industrial , y además porque estaba aprendiendo un montón de cosas que hasta ahora ignoraba. Pero ya sabéis como es cuando a las chicas le entra esa sensación como de unas mariposas en la barriga, yo empecé a oír el rugido de mis leones en las tripas y me deje convencer para ira a tomar un café con tostadas a una cafetería centrica de santiago antes de que la cerrasemos.
Tomamos los café y las tostadas. Al terminar, después de pagar lo consumido, les dijimos que eramos un piquete de huelga y que tenían que cerrar. Y así continuamos paseando por santiago hasta las doce del mediodía en que salimos con la manifestación.

La manifestación salió a las doce y media de la alameda, en santiago de compostela. Por nuestro trayecto se cruzaba otra manifestación , y como nuestra manifestación era tan larga, tuvieron que manifestarse dando varias vueltas a la manzana, hasta que terminamos de pasar, porque no podía pasar una manifestación por medio de la otra. Tenían unos saltimbanquis y gente teatrada, haciendo una parodía sobre la reforma laboral, así que no se debieron aburrir mucho.
y mientras íbamos gritando
  • ! El proximo parado, que sea un diputado ¡-
    a ver, si me acompañais repitiendo conmigo :
 - ! El próximo parado, que sea un diputado ¡ -
 así llegamos a la plaza de platerías.
En el alto de la escalinata de la catedral, a lado de la fachada románica de platerias, estaba instalado el palco con la megafonía para los oradores, todo un lujo. 
En la plaza de platerías no cabía la gente, así que empezamos a gritar que nos reuniésemos en el obradoiro.
Los oradores, que eran representantes comarcales de las organizaciones sindicales, dieron sus mitines en la plaza de platerías, por que tenían instalada la megafonía allí, y al acabar sus intervenciones la manifestación se dirigió a la plaza del obradoiro.  Fue todo un espectáculo. Faltaban los nacionalistas, con su teatrada, para abarrotar la plaza del obradoiro, con ellos se habría visto a la clase trabajadora gallega en toda españa. 




Las organizaciones sindicales - esta gente denostada - y los trabajadores que con ellos participaron este día, no solo ejercieron la huelga por ellos: por sus salarios , por sus trabajos, por las pensiones de los abuelos, o de nuestros padres, por la ley de dependencia ... la hicieron porque el trabajar con derechos no es el pasado, como algunos pretenden hacernos creer, el trabajar con derechos es el futuro para todos los trabajadores que vivimos en esta roca que se llama mundo.

Si no fuera por esta gente, como todas aquellas que se enfrentan y dicen basta a cualquier forma de abuso del poder, las estrellas estarían colgadas con chinchetas en el cielo, la tierra aún seguiría siendo plana. Y ademas, la sangre no circularía por el cuerpo humano, tendríamos cerebros de serrín y nuestros corazones estarían hechos de paja.

P.D. Me resulta importante comentar - para que se tenga en cuenta-  que  en españa  los arquitectos, farmacéuticos , dentistas ... tienen colegios profesionales que defienden para sus afiliados, intereses muy por encima de los de la llamada clase trabajadora, y que aún encareciendo en demasía sus servicios a la ciudadanía,  nadie se mete con ellos. Mientras que a las organizaciones sindicales, que defienden los intereses de la clase más desfavorecida de trabajadores de este país,  se dirigen campañas desde las administraciones y desde importantes medios de comunicación tendentes a destruirlos y a minar su credibilidad .


No hay comentarios:

Publicar un comentario

La frontera

Una vez que llegó el olor del zorro al fino olfato de Melquiades, este levantó su cabeza; aspiró fuertemente, llenando sus pulmones de aire ...