lunes, 23 de abril de 2012

el sobrino de marise - reelaborado


Hoy tuve que quedar con mi sobrino. Es un cielo. Fui recogerlo al colegio porque me llamó su madre que tenía que ir a un entierro; - se murió una vecina de ella -. Llegamos a casa, y después de una saltada en las camas le dí la merienda. Bueno, realmente fue él cuando estaba exhausto de probar saltos en toda la mueblería. Se quedó tirado, con los brazos abiertos en cruz, encima de la alfombra del salón, y me pidió a gritos - ! Tita quiero chorizo ¡ - Los niños de ahora tienen el paladar a flor de piel y no admiten nada que no tenga potenciadores de sabor . 

Terminó de merendar y se puso a ver la tele. Al cabo de un rato se aburrió. La programación no debía tener los suficientes potenciadores de acción .
Vino hacia mí preguntando por su madre: -  Tita, ¿ y mama ? -
Yo le dije, igual metí la pata pero no me gusta engañar a los niños : 
- Mama tiene que ir a un entierro que se murió la vecina.-
Mi sobrino puso los ojos como platos,
- ¿ Por que se murió la vecina ? , tita -.  Me preguntó.
- Porque dios la llamó para que estuviese con él en el cielo - , Respondí.
Con evidentes signos de alarma mi sobrino volvió al ataque : - ! Tita, yo no voy a rezar más ¡ -
Marise : - Pero si no se murió, que ahora está en el cielo con su familia - .
Mi sobrino - ¿ ! y por que se llevó dios a la familia de la vecina ¡ ? -
Respiro hondo de marise - .... -. Otro respiro más hondo de marise - ... ... - .
- Bueno, no te preocupes por eso-. Le dije, apoyándome con signos no verbales de: "hemos terminado este tema " .
Pero a mi sobrino le quedaba volando aún algún moscardón y no quedaba tranquilo :
- ! Tita, voy cancelar mi cumpleaños ¡ - .
Marise: - ! PERO COMO VAS A CANCELAR TU CUMPLEAÑOS ¡.- bajando la voz de sobresalto pasando a un tono explicativo: - No ves que te vas quedar sin regalos -
Y mi sobrino cayendo lagrimas de los ojos me respondió : - ¿ Y si dios me lleva a mi también para que mi mama le dé mis juguetes a los niños pobres ? - .


Ahora lo dejé dibujando coches de bomberos en el salón Y mientras lo oigo imitando el ruido de las sirenas de los bomberos me pongo a recoger un poco la casa .
A mi me recuerda cuando yo era niña, claro que no había tantos juguete como ahora, pero jugábamos entre todos, al pañuelo , al escondite, a la rana , al pilla ... El juego que más me gustaba era el pilla y las corridas que echábamos. Corríamos con cualquier pretexto: un dedo en un ojo, un empujón a un charco, eres la novia de aquel .... - aquel siempre era muy feo o destacaba por su finura o inteligencia - .
Yo llevaba unas trenzas rechulas, y a la mínima que me tiraban de ella metía unas corridas que para que te voy contar; - a veces tenía que ayudar y empezaba yo con un tirón de pelos, o simplemente recordaba a alguien el tirón que me había dado el otro día, aunque hubiera sido otro - .


- La fantasía de los niños. Cuanta imaginación . Ahora está mi sobrino llamando a la señorita de los bomberos diciéndole que es un niño muy pequeño, que esta solo en casa, que salé mucho humo y que hay fuego en la cocina . Y que manden varias unidades de vehículos -
- Bueno mientras pinte coches de bomberos, por lo menos estamos todos tranquilos - .
Sigo contando: Era yo echarme a correr, que ya los niños huían despavoridos con tan solo verme llegar. Y menudas corridas que hacíamos para que no los alcanzase, porque de unas sacudidas acababan en el suelo y después, espachurrándolos ,  me dejaba caer encima de ellos de espalda,  y me zarandeaba contra ellos,  igual que los osos se rascan el lomo contra los pinos, " porque una era una señorita y no se iba sentar a horcajadas encima del chico."
- Ya han pasado cuarenta minutos - el tiempo vuela cuando una esta entretenida.
Todo esto, que recuerdo, me hacía la chica mas feliz del mundo hasta que un día le mandaron una nota a mi madre diciendo que su hija, "es decir yo", era un poco extrovertida, y a mi madre le sentó muy mal, por que de aquellas eramos tan simples como tan nobles y eso de extrovertida le sonó igual que a pervertida y me dió una tunda que para que contar.
Voy a parar de escribir un rato, no sé que gritan algo de fuego y oigo un estruendo por las escaleras que una que es fisgona va ver que pasa .
El estruendo termina con la caída de la puerta de entrada a la casa de marise y unos bomberos entran al interior de la vivienda .
El sobrino de marise, repuesto del primer susto, corre hacia su tia gritando repleto de alegría y felicidad : - Tiaaaaaaaaaaaaa, tiaaaaaaaaaaaaaa - respira y grita de nuevo - ! que está aquí Quasimodo...¡
Encima de la puerta caída , un sargento pequeñito de bomberos, con traje de amianto y todo lleno de espuma grita : 
 - ! pero aquí no hay humo ni fuego ¡ - mira para el sobrino de marise e increpa : - ! niño ¡ , ¿ como conoces tu a Quasimodo ? - 

Y después de un día agotador y de llevar mi sobrino a su casa, donde no me atreví a explicar lo ocurrido, me siento aquí para rematar y escribiros:
Aclaraciones:
Quasimodo, que trabaja de voluntario en lo de protección civil, estuvo hace dos días en el colegio publico explicando con fotos de gatos y ancianos el trabajo de los bomberos a los niños de primaria. También les explicó como se llama al 112, para pedir ayuda en casos de emergencia e incendios, y como salían los coches con sus sirenas del parque de bomberos e iban apagar un fuego. Y mi sobrino, que es muy suyo, no se quedó con los gatos y ancianitos, que de eso ya tiene en casa, pero si con lo de llamar al 112 y ver llegar un desfile de coche de bomberos que aparcarían delante de su casa, para ser rescatado de emergencia y llevado en los brazos por quasimodo hasta los mandos de un coche bomba, rojo y plateado, de los bomberos . - Donde se pasaría su paraíso personal hasta ponerse el sol, jugando todos los días en vez de ir a clases - .

Mi sargento pequeñito de bomberos todo lleno de espuma : 

" Una, osea yo, no se había enterado de que el niño había cogido el teléfono, por que seguro sería cuando estaba en el botiquín del cuarto de baño buscando una aspirina, por que se me había levantado un dolor de cabeza...  
Ohhhhhhhhhh . Cuanto lo siento. Mil perdones ... Por favor dejen cerrada la puerta cuando recojan todo y marchen ".

Cuando llevaba a su casa a mi sobrino me aclaró que ahora quiere ser bombero italiano por que dice que no vaya a ser que la señorita del teléfono de los bomberos de aquí le reconozca al ir a trabajar y le dé una buena tunda.
Hablando de Quasimodo : - Yo le tengo que probar al ceniciento de quasimodo si le sirve el traje de romano, que compré en carnavales para mi padre, no vaya ser que le valga y descubra que yo sea su princesa como en los cuentos de hadas - .
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La frontera

Una vez que llegó el olor del zorro al fino olfato de Melquiades, este levantó su cabeza; aspiró fuertemente, llenando sus pulmones de aire ...