miércoles, 19 de septiembre de 2012

A santiago carrillo.


Murió don Santiago carillo.
Me lo imagino feliz, echándose una siesta después de fumar un puro, o igual aquel cigarrillo escondido del que no le dejan, como si estuviese para que alguien le prohibiese algo, no sé. Si, me lo imagino feliz con los suyos, después de leer el periódico o escuchar la radio, o ver la tele... y enterarse que Esperanza aguirre dimitía. A mi no me importa sus motivos . ella no es la estrella, La estrella es don Santiago Carrillo, es una estrella grande que brilla en el cielo, o igual de grande como la estrella pequeñita que se lleva en una gorra * así pasa como con los pueblos y las personas. Y Roja como la sangre del pueblo hermano que está siempre en lucha .

- ¡ Carmén ! * carmén mendez * su mujer, ! llaman a la puerta ¡ - , grita don santiago, despertando al oír el timbre de la casa.
- Ya voy , ya voy - , va carmen abrir la puerta
- ¿ Quien es? , - pregunta Don santiago
- Es Enrique dice carmén
- ¿ que enrique ? - Se oye a Don santiago
- Es enrique lister. - responde Carmen
- Como dices , ese gallego cabezón- , grita don santiago, - con lo enfadados que estabamos, pues dile que pase
- Hay más gente - , añade de nuevo carmén
- ¿ Quien dices que está ? -
, - Está también dolores , tu amiga la pasionaria -
- ! Imposible ¡ - , exclama sorprendido Don santiago
-  viene con miguel hernandez - dice carmén de nuevo, - y con marcelino camacho.
- Que pasen – Se oye ya a Don santiago todo contento.
- Tambien está alberti y un granaíno que se llama federico, que te vienen a recitar unas poesías -, dice carmen ...
- Pero hay más gente, también hay más gente. - continua carmén sin parar
- Pues diles que pasen todos que en está casa siempre estuvo la puerta abierta para el pueblo .- le responde Don santiago - que hace una tarde maravillosa y después de tomar un café, podemos ir todos juntos a ver el cielo de madrid .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La frontera

Una vez que llegó el olor del zorro al fino olfato de Melquiades, este levantó su cabeza; aspiró fuertemente, llenando sus pulmones de aire ...