martes, 26 de abril de 2011

sobre la vida y la muerte o la leyenda del samain 6º

En cuanto a nuestro olvidado xil y su acompañante, ocultos mientras ocurría la estampida y posterior persecución de los anteriores personajes. Una vez se apagaron los ruidos en la fraga y recuperada la normalidad de la noche, empezó a olerse un penetrante olor de azufre quemado, apareciendo una densa humareda que lo llenó todo, de donde salió un ángel negro que se veía en la escasa luz de la luna, que era el mismísimo diablo . La muerte se quitó su vestimenta encapuchada quedando a la vista horrorizada de xil, dos ángeles de color negro azulado exactamente iguales , al no ser por la muerte que tenía unos ojos de un indescriptible vacío y el otro ángel que tenía los ojos de un profundo fuego infernal.Y empezaron a hablar en una lengua antiquísima no vuelta a oír en la tierra desde su misma creación produciéndose una disputa entre los dos.
Me váis permitir, para que podamos seguir la narración, que explique lo que decían entre ellos en el lenguaje coloquial de la prensa aérea de nuestra comarca. El caso es que el diablo llevaba tiempo elaborando y tramando el encuentro del señor cura párroco de cotorelo y alrededores, con la Sagrado, puesto que a posteriori tenia urdido planes mayores como, encinta esta de un segundo sobrino y en un ataque de remordimientos de su padre, se negase este a casar a una pareja de vecinos o a dar la primera comunión, por no hacer tres meses de catequesis, ellos, sus padres y sus tíos. o bien vender el crucero de san roque, que hay en el camino por donde pasa el ganado de cuatro pueblos, que le tiene echado el ojo un anticuario de cataluña; o vender el campo de la fiesta, que desde tiempo estaba en discusión con los vecinos que era de la rectoral de la parroquia. Todo ello con el motivo de causar la furia, con el posterior alejamiento de sus feligreses a la iglesia, haciéndole el vacío en las misas y en sus petos de las limosnas.
Y cuando le estaba gritando el diablo a la muerte, que quien era ella para andar deambulando por la tierra con un vivo y dedicarse a entrometerse en lo que no le concernía, interrumpiendo el acto de la penetración del rosario de los amantes... se decidió, en un infinitesimal instante de la eternidad, retrasar el tiempo para volver todo lo ocurrido, con sus personajes, a su comienzo.
De nuevo en el comienzo. El cura estaba en su casa preparándose para salir de oración. La sagrado estaba echando cuentas de que le faltaba uno para redondear las cuentas, no se sabe el número, pero la ultima cifra acaba en 0. Nuestro amigo baltarin se relamía feliz del vino y churrasco, tomado en exceso en la cena que habían realizado los de la caza, antes de marchar con sus escoltas, al lugar destacado que le correspondía en la caza de la criatura fabulosa de la noche conocida como cozorello.

y la muerte coincidía, en una ciudad de oriente, con un mercader que había escapado con todas las prisas de la ciudad donde vivía, por que se le había dado el privilegio de saber que esa misma noche la muerte pasaría por su casa a recogerle.





aún asi

continuara

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La abuela de Elisardo

Cuando llegó la abuela de Elisardo de regreso a casa, se fijó enseguida en los trabajos que había hecho su nieto durante su ausencia: h...