lunes, 14 de marzo de 2011

todos fuera del juzgado 2ª version

Ya hace una semana que mi madre y sus compinches están en sus casas.
Pobrecita, ya la veo con toda la casa patas arriba, que mi padre cuando queda solo añora vivir a su gusto como sus ancestros - por que los hombres no hubieran salido de las cuevas sino hubiera sido por las mujeres - como está demostrado en las largas desapariciones que tiene habido lugar cuando acompañados de sus amigos, se refugian por distintos motivos en la bodega con los únicos alimentos para su supervivencia del vino de cuba, el jamón y una bolla de pan de vimianzo , que en las largas permanencias se encarga de traer el repartidor, - a veces tuvo que ser rescatado este para mantener el suministro de pan en la comarca por la adición que tiene los vecinos a dicho pan - Dormir duermen y cantan de pie y hacen sus cosas en una pared dando el viento en la cara.
Fuera como fuese entre otros desastres mi padre acaba dejando la cocina y los servicios que ya quería ver yo igualados en alguna película como los propios de la vivienda de una ciudad atacada por un desastre nuclear e invadida de zombis que se niegan a lavarse de por vida.


La salida de las dependencias judiciales fue explicada en la prensa local del domingo donde se informó – sin aclarar que todos fueron echados del juzgado con malos modos- que la fiscalía antidroga de la provincia de la coruña había sacado un comunicado diciendo que la operación, sin detenciones importantes, dió por resultado la desarticulación de un supuesto clan de la droga del que formarían parte varias familias de nuestra comarca. Y esto había sido así por que los participantes de la partida no jugaban al tute sino biriscando un juego muy conocido de cartas que mezcla por igual habilidad, destreza y azar. Y a resultas de lo precipitado de las detenciones, no estaban de acuerdo en el numero de guisantes, que usaban en lugar de monedas en el juego, y que cada cada uno de ellos decía que tenía en el momento de la interrupción de la partida, por lo que se llegaron a producir disputas entre los detenidos acabando en desavenencias importantes entre ellos, sus casas y sus familias.

Mi madre de moza era muy buena jugadora de este y otros juegos de azar y estaba reconocida en la comarca congregando a veces un numero importante de vecinos como espectadores de sus partidas para ver, entender y hacer burla de sus contrincantes, por los giros inesperados en las partidas de naipes, en las que hacia alarde secretamente de sus muchas habilidades. Dicha carrera terminó con la partida de cartas en la que había disputado y ganado a la Sagrado a mi padre. Por que aunque las dos tenían puntos de vistas diferentes sobre los hombres y la familia - y aquí tengo que aclarar que por más de una vez se tiene oído decir a la Sagrado que lo bueno de tener varios hombres es que entran más de un sueldo en casa - había unanimidad entre las dos, independientemente del numero, en que un hombre es para una sola y sansacabo, y antes de liarse y quedar calvas a tirones de pelo por un hombre pusieron mesa y cartas por medio ...
Yo no sé que se vería de aquellas en mi padre pero veces me pregunto que habría pasado de haber tenido otro desenlace aquella partida, por que de haber perdido mi madre, como la Sagrado no tiene hijos, yo habría tenido que nacer en otra familia de ricos o cualquier cosa parecida, pudiendo llevar una vida más tranquila- a salvo que fuera hija del cura que entonces tendría que vivir con mi tía - porque desde luego lo de ahora se puede mejorar en cualquier caso...

..

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La frontera

Una vez que llegó el olor del zorro al fino olfato de Melquiades, este levantó su cabeza; aspiró fuertemente, llenando sus pulmones de aire ...