lunes, 17 de enero de 2011

george bush, tony blair, jose maria aznar, por una justicia internacional

Tengo que hacer una enmieda:_ por que algunas amigas, " oído, leído " , me preguntaron que qué ramiro ... decía yo, en la nota del otro día, cuando hablaba sobre la prensa de la cafetería.
- que es casimiro... ¡- respondí.
No fue un error era por educación y por no ningunear a nadie... perdon.

Dicho esto dos sorbetes de café y una mojada de biscochete dentro de la taza.
Que el que trabaja se equivoca, el que no hace nada que no le echen la culpa que el no fue.
Que si no había bombas de destrucción masiva, que fue un error.
Cosas curiosas, que no es lo mismo un millón y medio de muertos iraquíes, que un millón y medio de muertos iraquíes y un error.

Que la circulación de la sangre pulmonar era verdadera miguel servet, levantate y anda y ten nuestras disculpas
Caballeros templarios, por favor, si solo fue un error de avaricia, quedaís restituidos con reintegro de vuestras vidas, vuestros bienes y vuestras familias...
y la tierra gira alrededor del sol, mira que burros fuimos galileo, y menudo susto que te dimos que casi te quemamos eh ( risas )

Pero la culpa la pagan los inocentes y otros no tienen que restituirla, por que las deudas de crimenes se prescriben y caducan a la medida de los vencedores y sino para eso esta el olvido de las historia o borrón y punto nuevo.

No fue ni jose mari, ni jorjito, ni toñito blair, fue un asesor , y la culpa se pierde por no se sabe nadie ... sin mas requerimientos.
Yo quiero una historia de risas que no me gusta llorar:
la culpa la tiene una limpadora que pasó la mopa por los papeles y se cambiaron las letras y, o en un exceso de celo, la limpiadora cogío unos folios top secret, que por estar escritos con tinta invisible se veian en blanco, y los puso por el suelo para que no le pisaran por lo mojado.

Yo quiero justicia internacional y carcel para ellos. Quiero leer la historia con los culpables.
Tambien quiero leer la historia con proposito de enmienda, contada la verdad por los que convirtieron su custodio en una reescritura falsificada de lo pasado. Que se reconozcan y se penen las deudas de las injusticias cometidas en nombre de dios; que solo tiene fecha de caducidad en una iglesia que vive en su mismo pecado mortal desde hace siglos.

Me niego a que haya fecha de caducidad para las injusticias y los crimenes de guerra, y que haya una historia solo con victimas y vencedores. Quiero un culpable verdadero, como en las peliculas de juicios sobre estafas y crimenes, y acabar la leccion:

Señorias no hay mas preguntas.

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La frontera

Una vez que llegó el olor del zorro al fino olfato de Melquiades, este levantó su cabeza; aspiró fuertemente, llenando sus pulmones de aire ...