martes, 11 de enero de 2011

por que se puede escribir con ñ

Pocas cosas hay que me gustan, escribir es una de ellas. Antes me apasionaba la lectura pero ahora ya no disfruto de la misma manera. Supongo que es como con las películas de comedias cuando te desternillabas de risa con una película que hoy no te hace gracia ninguna; que para leer y para reirse hay una buena edad y pasada esta te pasa como las cosquillas de los pies, las de la barriga o debajo de los brazos. Que ya ni te apasionas ni te ríes como antes hija, que ahora lees y ya no te enteras, que parece que estas leyendo la guía telefónica de cosas que le pasa a la vida de uno que quiere ser medico en el siglo XI. Claro que a lo mejor la culpa es que en la edición de bolsillo no incluyen las emociones. Si quieres emociones para la edición de lujo. Que se le va hacer.
Bueno que yo escribo y me sale una sonrisa estupenda y si no sale me da igual, que en la cabeza se me mete esa sensación de felicidad de antes; cuando tenía diez años y leía dejando entrar por mis ojos un nuevo mundo que desconocía, lleno de pensamientos y emociones, como en mujercitas, oliver twist, cumbres borrascosas; y que miro para la hoja y me da igual, que la ilumino con mi cara y proyecto en el papel las letras con mis sentimientos y emociones y que al final el papel en blanco es mi pensamiento, donde he descubierto que escribir,produce y genera los mismos placeres y estados que oir musica y ser violines y ñ cobra tanta fuerza como la primera vez que abrí un cuaderno y conoci la palabra niña.



por eso quiero aprovechar para incluir aqui dos enlaces el primero el de los patrocinadores y colaboradores de la Real Academia Española

http://www.rae.es/rae/gestores/gespub000001.nsf/%28voAnexos%29/archE9B0E31D92440048C1257678002B2797/$FILE/PatrociniosyColaboradores.htm

el siguiente enlace del patrocinio de microsoft

http://www.microsoft.com/en/us/default.aspx

que deriva a un enlace de una pagina de habla no española en la cual no se incluye ñ ninguna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La frontera

Una vez que llegó el olor del zorro al fino olfato de Melquiades, este levantó su cabeza; aspiró fuertemente, llenando sus pulmones de aire ...